"Mientras ustedes no sean dueños de su alma, no lo serán de la mía."

Te voy a exorcizar.

sábado, 5 de febrero de 2011

"Leer me salvó la vida y se quedó con ella."

Querido blog:
Ya sé que dije que iría a verte y no fui, que no llamé y que ni siquiera te mandé un mensaje. Sé que llevamos meses sin hablar, pero también sé que lo nuestro puede sobrevivir a todas las crisis del mundo. Y sí, también sé que esto va a sonar a excusa pero:
-Tengo muchas cosas que hacer en la universidad.
-Estoy de exámenes.
-Tengo una vida un poco alterada últimamente.
La frase que abre la entrada es de Efraím Medina. Si le conocéis, las dos reacciones posibles son:
-Grititos emocionados y suspiros.
-Sonrisa de superioridad. Tal vez un pequeño "cretino" entre dientes.
Personalmente(y si una persona habla de otra manera, desconfiad)mi amor propio me impide dar grititos, pero me encanta como escribe. Lo que no significa que no piense que es un cretino, en realidad no sé lo que pienso de él. No le conozco personalmente, aunque si viene a España voy a tener que acosarle cual Pamela Des Barres a Jim Morrison para que me dé una entrevista.
Acabo de termina "érase una vez el amor pero tuve que matarlo." Y es alucinante. De una manera totalmente literal. Un delirio farmacológico, vaya.
Pero hoy no puedo comentároslo, me voy a estudiar.
Sed buenos.

2 comentarios:

Mariette dijo...

Jajajajajajajajaja.


Adorable, claro que sí.


Jajajajajaja, ven aquí que te coja del moflete.

El hombre de Alabama dijo...

Bueno, pues no prometo nada.