"Mientras ustedes no sean dueños de su alma, no lo serán de la mía."

Te voy a exorcizar.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Desde las profundidades del agosto madrileño


Blogsfeeeeeera, tú que todo lo sabes, ¿qué opinas de Mailer? Antes de que me taladréis a miradas condescendientes me explico: no, no he leído nada suyo. Estoy en ello.
La pregunta viene a cuenta de que tampoco había leído nada de Kerouac hasta hace un mes, qué le voy a hacer, dieciocho años no dan para tanto como una quisiera... y francamente según terminé La vanidad de los Dulouz pensé "¿y ya está?". No es que vaya a dejarlo ahí, le daré una oportunidad a On the road y si no me convence le apilaré en el rincón de los sobrevalorados junto con Hemingway y cía, para leer cuando sea capaz de obligarme. Pero, a lo que iba, me habían hablado maravillas de Jack, estaba entusiasmada, os lo juro, pensaba que iba a ser algo divertido, ingenioso, inteligente(no inteligente en plan "eh, tíos, he inventado el fuego", sino más bien "eh, tíos, reflexiono sobre la hipocresía del ser humano usando como metáfora un retrato")pero ni eso. No es que no tenga partes guays, gracias a él creo que algún día me embarcaré para vivir una experiencia como marinera, pero la palabra que me vino a la mente cuando me preguntaron qué me había parecido fue insustancial, así con todas las letras, después egolatra le hizo compañía y pretenciosa quiso unirse a la fiesta. Un poco decepcionante, no me extraña que tenga como modelo al viejo misógino de Ernest. Cada vez que un personaje con carisma hacía acto de presencia desviaba la atención hacia su ombligo con un "pero esta no es la historia de [insertar nombre], sino la mía así que vamos a dorarme la píldora un rato más" porque esa, queridos bloggers, es otra de las cuestiones que me da patadas en la garganta, veamos, Jack, mon petite amour, si escribes una novela que gira alrededor de tu persona en exclusiva lo mínimo que te voy a pedir es un poquito de honestidad, de humildad, de realismo. No quiero una loa a las maravillas de tu personalidad, muchas gracias.
La verdad es que si tuviera que basarme en este libro para juzgar al autor o a su obra, el veredicto sería: superficial, bien escrito, claro, pero banal, el mundo puede pasar sin ello. Sin embargo, voy a procurar liberarme de esta mala impresión cuando empiece On the road y ya os contaré qué me ha parecido.
El problema es que también tengo las expectativas bastante altas con Mailer(espero que no sea otra decepción)y quería saber que opináis sobre él.
Acepto recomendaciones, insultos por no saber apreciar la literatura del hipster éste y tomates u otros vegetales siempre que no sean en lata, so sádicos.
Por cierto, hace meses leí una novela, Lady L, de un autor de la generación perdida que firmaba con el pseudónimo Romain Gary que, me parece, se traduce como "novela en llamas" o algo así, el caso es que me gustó, es altamente recomendable amen de muy cortita, así que mi pregunta es la siguiente: ¿sabéis de algo más suyo?
Sed muy felices y contadme vuesta experiencia beat.

1 comentario:

Hounter dijo...

No puedo decirte nada suyo. Pero si puedo recomendarte un libro xD Corto y para mí, genial. "La soledad de los números primos" de Paolo Giordano. Lo que más me ha llegado en mucho tiempo.